marzo 19, 2017

Cabina chorreadora arena, Restaurando un Mini

Written by

que es la linea jerarquica de una empresa

Cabina chorreadora arena

Poco a poco voy mejorando mi humilde “taller” con herramientas y máquinas que me permitan hacer mejor las cosas. Mi última adquisición ha sido una maravillosa cabina chorreadora arena. Y digo maravillosa porque he tirado la casa por la ventana y me he comprado una de ya cierto nivel.

Se trata de una cabina de chorreado de la marca Unicraft SSK2 de 220 litros de capacidad. En esto de las cabinas digamos que hay tres tamaños: uno de 90 litros que por su tamaño se pone encima de una mesa, la de 220 litros que ya por su volumen es un aparato con patas y la de 340 litros que es la más grande.

Las medidas que tiene la cabina son 95 cms de ancho, 66 cms de profundidad y 138 cms de alto y el espacio para trabajar es de 84 cms de ancho, 55 cms de profundidad y 36 de altura. Dispone de patas y boquilla de extracción del abrasivo.

Lo que incluye:
– Pistola de chorreado de gran calidad con boquilla de cerámica
– 4 boquillas de cerámica (4/5/6/7 mm)
– Tubo fluorescente de 12 V
– Corriente de alimentación de 230 voltios y un interruptor externo
– 5 películas para reemplazar las de la ventana grande
– Dos guantes de trabajo integrados de látex.

– La conexión / acople con la manguera del compresor.
– Unas instrucciones en español o inglés (vienen en alemán).

¿Qué es el chorreado de arena o sand blast?

El chorreado de arena consiste en proyectar arena u otro producto abrasivo a alta velocidad a través de una pistola conectada a un compresor y por lo tanto, mediante aire a presión.
Es un sistemas de preparación de superficies por proyección de partículas (arenado – granallado ) mediante el sistema de tanque de presión e impulsión por aire comprimido. Con esto se consigue un alto nivel de abrasión que elimina la pintura, el óxido o cualquier tipo de corrosión de cualquier pieza de metal.
El uso de la arena es el más común de los abrasivos (por eso se le denomina chorreado de arena o sand blast) pero también se puede chorrear con otros tipos de materiales.

¿Para qué sirve una cabina de chorreado de arena?

Con la cabina se consigue tener un sistema limpio y seguro en donde chorrear.Además, puedes reutilizar el abrasivo ya que tienes un sistema de recuperación del mismo que te permite volver a proyectarlo.

¿Dónde comprar la cabina de chorreado?

Yo la he comprado en Dismak por Internet, el trato ha sido bueno y el envío rápido. Además los portes están incluidos.

Tipo de abrasivos

– Arena de sílice

Es el abrasivo natural de más amplia disponibilidad y muy bajo precio. Constituye históricamente “el abrasivo”, y le aporta el nombre a todos los procesos de preparación de superficie por proyección de partículas llamados comúnmente “arenado”.
La arena sílica es un compuesto resultante del silice y el oxígeno, tratado con diferentes procesos.
Como he dicho, es el más común pero también el más peligroso. ya que esta arena contiene gran cantidad de sílice. El problema viene cuando proyectamos las partículas, al romperse, las partículas de menos de 5 micras (μ) se inhalan y se incrustan en los pulmones, causando problemas respiratorios, silicosis pulmonar e incluso la muerte.
Es extremadamente frágil y proyectada por equipos de alta producción solo se puede utilizar una sola vez debido a que más del 80 % se transforma en polvo después del primer golpe.

Si bien el costo de la arena es inicialmente más bajo respecto de la microesfera de vidrio u otros abrasivos, finalmente no lo es debido a la baja calidad de terminaciones, al desgaste excesivo de los equipos y a los graves problemas de contaminación ambiental y de salubridad.

Personalmente no lo recomiendo, con la salud no se juega y no voy a probar ni arena de playa, ni sílice para piscinas ni arena para chorreado.

Precio = de 8-18 euros / 25 kg

– Corindón blanco, marrón, rosa

Es un abrasivo duro apropiado para materiales férricos (cuidado con el aluminio)
El corindón para la industria se fabrica a partir de bauxitas calcinadas, en horno de arco eléctrico. Los bloques preparados de bauxita se someten a temperaturas en torno a 2100 ºC en presencia de algún reductor y fundente. Sacados los bloques del horno se someten a trituración y posterior cribado.

Este tipo de corindón tiene gran aplicación en chorreado de materiales como acero inoxidable, bronce, latón, aluminio, zamack, composiciones aeronáuticas en titanio, etc. Este abrasivo en grano tiene la ventaja de que prácticamente no tiene Fe2 O3, por lo cual es idóneo en esas aleaciones para evitar contaminaciones férricas.

Este material se puede utilizar para chorrear o granallar tanto en succión como en presión. No tiene sílice libre y no contiene componentes cancerígenos ni tóxicos.

Precio = 80 euros / 25 kg

– Granalla de acero

Es un abrasivo duro
Se utiliza como abrasiva para la mayoría de los productos de acero o de fundición.
Al ser partículas de acero templado y revenido no provocan ningún problema de contaminación cuando se trabaja sobre acero.
Por su gran peso genera muy poco polvo.
Se obtiene a través de un proceso tecnológico con hornos de fusión y composiciones químicas controladas.
Se puede proyectar de 300 a 1000 veces
Tienen gran capacidad de erosión y, por lo tanto, para aumentar la rugosidad superficial.

– Microesferas de vidrio

Es un abrasivo medio.
Se producen a partir de vidrio óptico de alto grado, químicamente inerte, en hornos de parámetros totalmente controlables como temperaturas y velocidades de aire, lo que permite obtener la uniformidad en el producto y las distintas granulometrías del mismo.

Es ideal para el aluminio, no es tóxico, no contiene sílice y es un vidrio químicamente inerte.

Precio = 70 euros / 25 kg

– Silicato de aluminio

Es un abrasivo medio
Este abrasivo está homologado en toda la CE; no contiene sílice libre, ni partículas férricas, materiales corrosivos ni materiales solubles en agua, por lo tanto, no hay riesgo de provocar silicosis.

Precio = De 20-40 euros / 25 kg

– Bicarbonato de sodio

Es un abrasivo suave.
Está catalogado como producto NO tóxico ni dañino para la salud ni el medio ambiente.
Material formulado a base de Bicarbonato sódico natural, tratado.
Es un abrasivo suave muy friable. Rompe con facilidad al impactar con el substrato de la superficie después de remover la capa superficial, obteniéndose un resultado en el proceso de limpieza, de la mayor suavidad posible.
Su solubilidad en agua, hace de este producto un excelente abrasivo para trabajos de limpieza donde las exigencias de higiene industrial, alimentarias y ecológicas sean determinantes.

No contiene sílice libre, por lo que no presenta riesgos de silicosis. No es peligroso para la salud. Soluble en agua. El polvo puede producir irritación ocular y/o nasal.

Ideal para aluminio por la poca abrasión y se aplica a 3-4 bares máximo para que el chorreado no sea tan agresivo.

El uso de máscara con filtro para polvo y protección facial en trabajos de chorreo es obligatorio.

Es muy conocida el bicarbonato de sodio de la marca ARMEX.

Precio: 1 euro el kilo aproximadamente. Armex 69 euros / 25 kilos

– Otros

Mencionar que existen más abrasivos como son el abrasivo vegetal (provieniente de la cáscara de nuez o de la de la almendra), hielo seco, abrasivos plásticos, piedra pómez…

Pruebas

Empiezan las pruebas, lo primero que he probado es el bicarbonato de Hacendado que había leído que funciona. Vale un euro el kilo y se encuentra en Mercadona.

Una vez echado en la cabina, calderín lleno y guantes puestos, llegaba la hora de la prueba. Lo primero que noto es que con mi compresor voy a estar muy limitado, 25 litros y 2 cv hacen que se agote muy rápido. Lo segundo es efectivamente se trata de un abrasivo suave, funciona pero elimina la suciedad lentamente. Lo tercero es que creía que hacía menos polvo pues había momentos que no veía nada o muy poco dentro de lo que es la cabina (aún con la luz puesta).

Por lo tanto el bicarbonato es ideal para trabajos delicados que no requieran excesiva abrasión o se quiera ir poco a poco.

Aquí los resultados tras un breve chorreo:

La segunda prueba ha consistido en probar diferentes abrasivos: por una parte arena de sílice (veremos si la pruebo pues como he dicho la arena produce silicosis, supongo que si se inhala en grandes proporciones), por otra parte tengo silicato de aluminio, microesferas de vidrio y el saco grande es granalla de acero.

De las pruebas, extraigo que lo que mejor funciona son las microesferas de vidrio y el silicato de aluminio. La arena de sílice no la he probado y la granalla metálica me da a mi que es demasiado pesada con lo que hay que proyectarla a mucha presión pues no ha hecho efecto alguno, no se llevaba ni la pintura, ni el óxido ni tan siquiera la grasa-suciedad.

Con lo que me decanto por el silicato de aluminio, por su efectividad y su precio (1 euro/kg). Os dejo unos resultados:

Y al final lo que he hecho es comprar un saco de 25 kilos de silicato de aluminio. Con este, tendré abrasivo de sobra para un buen tiempo.

ACTUALIZACIÓN: Después de probarla un tiempo me he dado cuenta (aunque lo intuía) que mi compresor de 24 litros no es suficiente para poder trabajar en unas condiciones óptimas. El problema viene porque enseguida se acaba el caudal de aire ya que la pistola consume gran cantidad de este elemento, haciendo interminable el proceso de chorrear una pieza pues tienes que parar, esperar a que cargue de aire el calderín y entonces darle, lo único es que enseguida se pone a cargar el calderín quedándote sin presión.

La solución ha sido comprar un nuevo compresor, esta vez de 100 litros con lo que con este ya tengo suficiente caudal para chorrear las piezas y que no se haga interminable.

Ver este video: Rapido Y Furioso 3 Reto Tokio Carrera 1


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Proudly powered by WordPress and Sweet Tech Theme